De la caja-libro ‘Mateus, Marcos, Lucas e João’ fueron lanzadas 1.000 copias exclusivas numeradas en octubre del año 2014.

Este increíble objeto de diseño se inspira en las clásicas ediciones medievales de la Biblia, pero actualizando tanto el contenido como la estructura gráfica. Un ejemplo de esta innovación es la reinterpretación de las letras capitales, cuyos fondos utilizan la repetición de elementos propios de la vida contemporánea como la comida rápida o el tráfico vehicular, logrando el mismo efecto hipnótico que las capitulares del medioevo.

La historia que desarrolla este libro no es acerca de los evangelistas ni de Cristo, sino que trata la visión de cuatro personas ante un mismo hecho, desarrollando los sueños y ambiciones propias de la época contemporánea.

El conjunto se compone de una caja con dos libros, el primero que constituye el cuerpo central de la historia cuya tapa metálica se encuentra adornada con pieza de bisutería y, el segundo corresponde a un libro de 88 páginas que explica la evolución gráfica de la Biblia a raíz de las supuestas acusaciones de plagio del primer tomo.